Arrugas

arrugas

Hay 3 tipos de láser en el mercado para el tratamiento de arrugas; la opción del láser CO2, que tiene la particularidad de ser muy agresivo para la piel, así como el Fraxel, que tiene el inconveniente de manchar la áreas tratadas. Lo mejor es el Láser Er-YAG, que es el sistema que se usa en Láser Care.

En el proceso de envejecimiento, actúan 3 distintos factores:

  1. La edad. Después de los 20 años de edad, hay pérdida de la capacidad de las distintas células del cuerpo, para repararlo, siendo mas evidentes esta incapacidad, luego de los 40 años de edad.
  2. El Sol. Asolearse en demasía, provoca envejecimiento prematuro. Por eso siempre se recomienda usar protectores, que dependiendo del tipo de piel, deberían de usarse siempre antes de proceder a tomar el Sol.
  3. Humedad. Todo tejido vivo, deshidratado se resquebraja. Por eso es importante humectar, localmente la piel, así como la ingesta de por lo menos 6 vasos de agua pura diarios, para que el órgano mas grande del cuerpo, que es la piel, no se deshidrate.

El tratamiento con láser, para las arrugas, no sólo logra, la eliminación en un 80% del problema, sino que tiene la ventaja de provocar la producción de colágeno, que hace que la piel recobre la apariencia juvenil.

Normalmente el procedimiento se realiza en una sola cita, habiendo necesidad en algunos casos de aplicar otras 2 veces el láser.

El procedimiento es ambulatorio, o sea que el paciente puede retirarse del consultorio, por sus propios medios.

Luego del tratamiento, queda la piel enrojecida, porque se elimina la primera capa de piel, y hace que la apariencia sea de piel quemada, por lo que se recomienda cuidados especiales, en una semana, para que luego de eso, el enrojecimiento se desaparezca totalmente en unos 25 días. No es doloroso.

La apariencia deseada, se logra a los 3 meses, después de terminado el procedimiento, y duran los efectos, por unos 5 años.